Consiga préstamos sin intereses de forma rápida y sencilla

Préstamos sin intereses
Fecha: 01/12/2015
Autor:

¿Qué es un préstamo sin interés?

Es de conocimiento general que en los últimos tiempos existe una competencia creciente entre los prestamistas en España. Las distintas empresas dedicadas al sector de los préstamos se esfuerzan por captar clientes ofreciendo modalidades de créditos seguras y atractivas. Los principales beneficiados de esta situación son los usuarios, que disfrutan de condiciones cada vez más ventajosas para ellos; hoy en día es posible pedir préstamos sin intereses, es decir, devolviendo tan solo la cantidad de dinero solicitada. Eso se traduce de la siguiente forma: si un cliente solicita un préstamo de 300€, deberá devolver tan solo dicha cantidad de 300€, sin intereses ni gastos añadidos.

¿Qué necesitaré para solicitar este tipo de crédito?

Los requisitos y documentos necesarios para solicitar un préstamo con 0% intereses no difieren de los de cualquier otro tipo de préstamo, y dependerán en cada caso de la entidad emisora del crédito. En líneas generales, deberá presentar:

  • Una fotocopia de su DNI o NIE a doble cara.
  • Un extracto bancario en el que se detallen los ingresos personales (nómina, pensión, etc.).
  • Teléfono de contacto y otros datos personales.
  • Dirección de correo electrónico.
  • Número de cuenta bancaria receptora del crédito (para poder realizar el ingreso).

De nuevo, los requisitos necesarios para pedir el crédito dependerán de cada prestamista, pero en general habrá que ser residente español, ser mayor de edad (o incluso tener más de 21 años) y no constar en ningún fichero de morosos (o en el caso de figurar en él, que dicha deuda no esté vinculada con ninguna entidad bancaria ni supere los 1.000€). Además, es probable que soliciten una fuente de ingresos regular (como una nómina o pensión), una cuenta corriente activa a nombre del titular del préstamo (para ingresar el dinero en ella) y, en algunos casos, un avalador.

¿Todos los préstamos al 0% son realmente gratis?

No. Es importante tener en cuenta que, aunque existen préstamos que realmente no entrañan intereses ni comisiones ocultas, en otros casos puede tratarse de transacciones económicas con “truco”. Al solicitar un mini préstamo hay que fijarse no sólo en el TIN (la tasa de intereses nominales), sino también en el TAE, que incluye todo tipo de comisiones e intereses que de otra forma podrían pasar desapercibidos.

En otras palabras, antes de pedir un préstamo con bajo interés hay que leer la letra pequeña del contrato en su totalidad y formular todas las preguntas necesarias a la entidad emisora.

Los peligros de no devolver un préstamo

No devolver un crédito en el término fijado, aunque se trate de un mini préstamo – ¡incluso entre particulares! –, conlleva consecuencias que hay que tener en cuenta, especialmente si se trata de un préstamo al 0%. Entre las penalizaciones que podemos afrontar en el caso de impago destacan las siguientes:

  • Comisiones por reclamación de las cuotas impagadas. Generalmente cada reclamación de la cuota impagada implicará una cierta comisión fijada por la empresa de prestamistas o el individuo que preste el dinero, en el caso de un préstamo entre particulares. Generalmente oscila entre los 25€ y los 35€.
  • Intereses de demora. Aunque el crédito en sí tenga un 0% de intereses, es posible que se apliquen ciertos intereses en el caso de demorar la devolución del importe inicial. Es importante consultarlo en las condiciones.
  • Proceso judicial, a partir de la tercera cuota impagada. En el caso de perder el juicio esto supondría abonar también, además de las sanciones por demora y la deuda en sí, las caras tasas judiciales.
  • Inscripción en una lista de morosos como la RAI o la ASNEF.

Unos consejos finales antes de elegir

Los préstamos sin intereses suponen sin duda una oportunidad única para aquellas personas que afrontan gastos imprevistos. Pero antes de decantarnos por uno de ellos cabe considerar las siguientes máximas:

  1. Comparación. Es recomendable comparar todos los tipos de préstamos rápidos existentes antes de elegir uno, contrastando las condiciones de cada uno. Webs como esta en la que se encuentra le ayudarán en este aspecto.
  2. Atención. Lea toda la letra pequeña del contrato antes de adquirir un servicio financiero. Como se ha mencionado anteriormente, el TAE es tan o más importante que el TIN.
  3. Prudencia. Solicite sólo aquella cantidad que esté seguro de poder devolver en el término fijado. En caso contrario, un préstamo barato podría acabar saliendo mucho más caro de lo previsto.
¡Solicita tu crédito!
Comentarios sobre el artículo (0):

¿Dónde solicitar créditos rápidos?